Barack Obama sigue haciendo campaña a favor del Volt

Escrito por: -

Obama conduce el Volt

Todo parece indicar, según os adelantó Jordi el otro día al respecto de que se va a aumentar la producción en un 50%, que no le hace ninguna falta más ayuda a Chevrolet, pero en algo se tiene que notar que el gobierno que preside Obama es todavía el principal accionista del grupo GM. Si hace apenas dos semanas, el Presidente visitó la fábrica del Volt, este viernes regresó a la factoría de Hamtramck, Detroit.

Allí se vivió una curiosa escena. Barack Obama parece estar entusiasmado sobremanera con el Volt, tanto que decidió romper todo el protocolo y se decidió a subirse al volante del eléctrico de autonomía extendida al final de la cadena. En fábrica, cuando un coche está listo, se arranca y se conduce por algunos metros hasta su primer lugar de estacionamiento para realizarle todo tipo de comprobaciones por parte de los técnicos de calidad.

El Presidente de EEUU decidió quitarle ese trabajo a uno de los operarios de GM y, aunque sólo fuera un paseo de 15 metros, Barack Obama se bajó del coche exclamando que le había parecido excitante, una maravilla. Un poco más abajo, podéis ver una galería con el momento y otro mítico de la historia de los presidentes y los coches: el día que Ronald Reagan condujo el prototipo Citation IV, también de GM, en 1986.

Obama conduce el Volt
Obama conduce el VoltObama conduce el VoltObama conduce el VoltObama conduce el Volt

La escena previa que se vivió fue algo extraña porque el mandatario tuvo que consultar con el jefe de su servicio secreto si era posible subirse al coche, el director de la fábrica no tendría el más mínimo problema como es obvio. Obama debe ser un verdadero amante de la conducción y los coches, de hecho, es un tema recurrente en sus comentarios el problema que le causa no poder conducir desde que, en 2007, comenzara a estar protegido por el Servicio Secreto.

Hace no mucho tiempo, precisamente durante la visita a un centro de entrenamiento de los agentes que velan por su seguridad, Obama también se saltó el protocolo para ponerse al volante de uno de los Dodge Charger que utilizan. El mandatario usó entonces el pretexto de lo mucho que echa de menos conducir. Hablando de Chrysler, el Presidente completó la jornada en Michigan este viernes visitando también una de las plantas de antiguo tercer grande de EEUU.

Si quieres leer más sobre industria, entra aquí.

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.